Fechas límite y ajustes de última hora

Empezamos a calcular fechas hacia atrás. Si queremos que el libro salga en tal fecha, significa que tenemos que mandarlo a imprenta en tal otra fecha. Total, es fácil, está todo terminado y listo. Lo tenemos todo súper atado y nada puede salir mal.
 
… ¿Seguro?
 
Y resulta que a última hora hay que hacer ajustes en la maquetación. Y hemos encontrado una falta de ortografía. Y los colores que hemos elegido son los más peligrosos para imprimir. Y no tenemos claro cómo, qué, quién y por qué se tiene que hacer cada cosa. Y no hay ni un minuto en el mundo en el que coincidamos todos para poder hacer una última puesta en común.
 
En las últimas semanas de preparación, nuestro pequeño equipo fue devorado y vapuleado por un huracán de fechas, versiones de PDFs, ajustes, horarios imposibles y noticias. A nuestra ilustradora Patricia casi le da un patatús la octava vez que tuvo que retocar el PDF final por un “detallito”, urgentemente y a altas horas de la noche.
 
¿Os acordáis de eso que contábamos de que nos gusta trabajar despacio? Ya, a nosotras también se nos olvidó por unos días.
 
El resultado: Unas canas de más y una portada completamente nueva. En este post podéis ver la portada original. ¿Os gusta? 
primera portada el bicho
0 comentarios

Escribe un comentario